martes, 17 de mayo de 2022

18/05 - Santos Mártires Pedro, Dionisio, Andrés, Pablo, Cristina, Heraclio, Paulino y Benedimo


Estos Santos sufrieron el martirio durante el reinado de Decio (249-251).


En aquella época vivía en Lampsaco del Helesponto un joven cristiano de carácter altivo y noble presencia llamado Pedro. El procónsul Olimpio, ante el cual compareció, le mandó que ofreciese sacrificios a Venus. Pedro se negó y atacó hábilmente el culto a la licenciosa divinidad. En las «Actas» de su martirio se citan sus propias palabras. Su cuerpo fue aplastado y destrozado con cadenas y trozos de madera en una silla de torturas; habiendo resistido este tormento con valentía, entregó su alma. Otras versiones dicen que San Pedro fue decapitado tras haber sido torturado en la rueda.


Poco después, el mismo procónsul juzgó a otros tres cristianos: Nicómaco, Andrés y Pablo. Pablo y Andrés eran soldados de Mesopotamia llevados con su gobernador a Atenas, donde los pusieron a cargo de dos cautivos cristianos, Dionisio y Cristina. Durante la tortura, Nicómaco abjuró de la fe. Entonces Dionisia, la joven de dieciséis años que se hallaba presente, lanzó un grito de horror. Fue arrestada, se la interrogó y confesó que era cristiana. Como se negase a sacrificar a los dioses, fue condenada a morir al día siguiente, con Andrés y Pablo; también se le anunció que iba a pasar la noche con dos jóvenes licenciosos, a quienes se autorizó para hacer de ella lo que quisiesen. Pero la misericordia de Dios preservó a Dionisia de sus ataques. A la mañana siguiente, Andrés y Pablo fueron lapidados en las afueras de la ciudad por la turba. Dionisia, que deseaba morir con ellos, los siguió hasta el sitio del martirio; pero el procónsul la obligó a volver y la mandó decapitar dentro de la ciudad.


Finalmente Heraclio, Paulino y Benedimo eran atenienses y predicadores del Evangelio que apartaron a muchos paganos de sus errores y los llevaron a la luz de Cristo. Conducidos ante el gobernador, confesaron su Fe y, después de muchos tormentos, fueron decapitados.



Fuente: goarch.org / eltestigofiel.org

Traducción del inglés y adaptación propias