domingo, 23 de mayo de 2021

24/05 - Simeón el Estilita de la Montaña


El Venerable Simeón el Estilita de la Montaña Milagrosa, el milagroso, conocido en Occidente como San Simeón Estilita «el Joven», así llamado para distinguirlo de su homónimo anterior Simeón el Estilita y de Simeon el Estilita III, vivió en la época del emperador Justino II (574 d.C.). Procedía de Edesa, aunque nació en Antioquía de Siria.


Cuando cumplió cinco años, un terrible terremoto destruyó gran parte de Antioquía. Entre los muertos estaba su padre de Juan, que murió al derrumbarse el techo de su casa. Sin embargo su madre Marta sobrevivió, ya que estaba fuera de la ciudad Simeón, que había ido a adorar en la iglesia de San Esteban. Desde entonces, con temor de Dios, Marta crió a su hijo.


A una edad muy temprana, lleno de gracia y de espíritu, Simeón fue a Seleucia, cerca del monte del pueblo de Pilasa, en un famoso monasterio donde estuvo un famoso asceta llamado Juan. Junto a él, Simeón estudió las Sagradas Escrituras de manera más sistemática, centrando su ascetismo en la oración y  en la humildad. Rápidamente se convirtió en un ejemplo que imitar, también para los otros hermanos del Monasterio. Él, imitando a su maestro, levantó una columna y tras subir sobre ella, permaneció rezando durante doce años.Pero el diablo, que odia el bien y el progreso espiritual de la gente, se las arregló para que un compañero suyo del monasterio sintiese tal envidia que quiso matarlo con un cuchillo. Pero de modo milagroso su mano se secó allí mismo. Simeón, hombre sin rencor, no sólo no se enojó, sino que también oró al bendito Señor para que sanara a su hermano, hecho que sucedió.


Más tarde, el Santo se retiró a la Admirable Montaña, en un lugar rocoso desierto. Allí llevó una dura vida ascética durante cuarenta y cinco años. Durmió pacíficamente y recibió dignamente le eterna bienaventuranza sobre el año 590 o 595 d.C., a la edad de ochenta y cinco años.


Es de destacar que San Simeón fue dignificado con el carisma de la predición y de la curación de todo tipo de enfermedad. De este modo, predijo la muerte de su maestro, la "dormición" del Arzobispo Efrén (545 d.C.), los terremotos de Antioquía y Constantinopla (557 d.C.) y otros eventos.


La Montaña Milagrosa, Monasterio de San Simeón el Milagroso


Teniendo como centro la columna de San Simeón el Milagroso, la cual había sido erigida en una colina entre Antioquía y Seleucia conocida como La Admirable Montaña, con una altitud de 479 m., a la derecha del Río Orontes, a unos 18 km. al oeste de Antioquía, construyó San Simeón su monasterio. Está en parte excavado sobre roca y construido en un recinto rectangular, rodeado por una gran muralla. El nuevo complejo siguió el  patrón  del famoso gran complejo de Qal’at Sim’an. Los espacios se organizan en torno a un octógono central, el cual rodea la columna del Santo.


El monasterio, con seguridad funcionó durante el siglo VI d.C., así como entre los siglos XI y XIII. Hoy en día existen sus ruinas y constituye uno de los complejos monásticos más importantes del norte de Siria.



Fuente: laortodoxiaeslaverdad.blogspot.com / GOARCH