17/06 - Isauro el Santo Mártir y sus Compañeros de Atenas


San Isauro, Diácono, y sus compañeros Basilio e Inocencio eran de Atenas y lucharon durante el reinado del emperador Numeriano (años 283-284). Dejando su tierra natal, fueron a Apolonia (que está en Albania, comúnmente conocida como Polina), y allí, por una revelación de un ángel divino, entraron en una cueva y encontraron a Félix, Peregrino y Hermias, que eran cristianos. 


San Isauro les enseñó a todos a no amar las cosas temporales. Así fueron perfeccionados espiritualmente por el Santo, mientras lo alimentaban físicamente llevándole comida, confirmando así sus palabras con sus obras. 


Después de dejar de hablar y vivir con sus familiares, porque eran paganos griegos, estos presentaron acusaciones contra ellos ante el prefecto de Apolonia, cuyo nombre era Triponcio. El prefecto los hizo arrestar, y al no poder separarlos de su fe en Cristo, dio la orden y fueron decapitados, y de esta manera los santos recibieron la corona del concurso.


Los santos Isauro e Inocencio fueron entregados a manos del hijo del prefecto, cuyo nombre era Apolonio, y por él fueron castigados con fuego y agua, y debido a que no sufrieron daños, muchos paganos griegos se convirtieron a la fe en Cristo. Entre los primeros estaban Rufo y Rufiniano, hermanos, que también eran senadores en la ciudad de Apolonia. Finalmente fueron decapitados, y entraron victoriosamente en los cielos.



Fuente: laortodoxiaeslaverdad.blogspot.com / goarch.org

Traducción del inglés y adaptación propias

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.