martes, 6 de julio de 2021

07/07 - Ciríaca (Dominga) la Megalomártir


Santa Dominica nació en 287 en Tropea, Calabria. Se le impuso ese nombre porque nació en domingo (en griego, ‘kyriakí’). Era hija de Doroteo y de Arsenia o Eusebia. Pasó su infancia en un ambiente profundamente cristiano, donde la vida cotidiana estaba impregnada de la fe profesada.


Probablemente la familia tenía una posición relevante en la sociedad, porque el mismo emperador se interesó en el juicio contra los padres y la hija. Esto parece confirmarse por el hecho de que los progenitores de Dominica salvaron la vida a cambio del exilio en la región del Eufrates. En cambio Dominica, tuvo que soportar numerosas presiones para inducirla a renegar de su fe cristiana. Las tentativas no solamente resultaron vanas, sino que los prodigios obrados por la santa indujeron a la conversión a muchos de los presentes.


Conducida a Nicomedia (otros dicen que a Campania), fue procesada y condenada al suplicio de los leones, pero las bestias permanecieron impasibles y dóciles ante la santa; la pena fue entonces cambiada a ser decapitada, la que según la historia, tuvo lugar el 6 de julio de 303, durante el reinado de Diocleciano.


El culto de esta santa se difundió en el sur de Italia y en Oriente.



Fuente: catholic.net / GOARCH

Adaptación propia