sábado, 18 de septiembre de 2021

19/09 - Trófimo, Sabacio y Dorimedonte los Mártires


En el año 278, durante el reinado de Probo, los Santos Trófimo y Sabacio llegaron a Antioquía y, viendo que la ciudad celebraba el festival de Apolo y Dafne, lamentaron la ceguera del pueblo y se presentaron como cristianos ante Ático el Gobernador.


A San Trófimo le arrancaron sus vestiduras, le estiraron los miembros del cuerpo y lo golpearon hasta que la tierra quedó roja con su sangre. Luego lo colgaron, le desgarraron ambos costados y lo encarcelaron en medio de tormentos. San Sabacio fue torturado tan salvajemente que entregó su espíritu en medio de los sufrimientos infligidos.


Trófimo fue enviado a Sinada calzando unos zapatos de hierro llenos de clavos afilados por dentro; lo atormentaron aún más sin compasión y luego lo arrojaron a la prisión. Dorimedonte, senador pagano, fue allí y lo cuidó. Llegada cierta fiesta, a Dorimedonte le preguntaron por qué no sacrificaba a los ídolos y se proclamó cristiano, motivo por el cual fue encarcelado, le clavaron repetidas veces pinchos al rojo vivo, lo castigaron de un modo horrible y finalmente lo decapitaron junto a San Trófimo.