domingo, 6 de junio de 2021

07/06 - El Santo Mártir Licarión


Licarión de la ciudad de Hermópolis, que está en Egipto. Detenido por su fe cristiana, fue llevado a juicio y se presentó ante el gobernador, quien lo instó a renegar de Cristo. Incapaz de ser persuadido, fue encerrado en una prisión oscura y muy sucia. A los pocos días lo sacaron de la cárcel, lo laceraron con hierro, luego lo crucificaron en una cruz y golpearon todos los miembros de su cuerpo. Después de esto lo golpearon y lo estiraron sobre el potro, y también le quemaron los costados, quemando también su pecho con barras de hierro al rojo vivo.


Después de esto lo colocaron en un horno ardiente, donde dejaron al Santo por tres días, siendo mantenido ileso por la gracia de Dios. Luego lo obligaron a consumir una bebida envenenada que no tuvo ningún efecto inactivo. Mediante este milagro, llevó a la fe de Cristo al que hizo el veneno mortal. Por esto fue decapitado y recibió del Señor la corona del martirio. Después de esto, cortaron los tendones del Mártir y lo pusieron en un caldero de fuego. Luego le arrancaron el cuero cabelludo y finalmente lo decapitaron, y así el bendito recibió la corona inmarcesible del martirio.



Fuente: johnsanidopoulos.com

Traducción: Google Translator

Adaptación propia