domingo, 20 de febrero de 2022

21/02 - Juan III, Patriarca de Constantinopla

(No hay imagen disponible del Santo)


San Juan el Escolástico, también conocido como Juan de Antioquía, nació en Sirmis, que está cerca de Antioquía. Fue educado como jurista y ejerció la abogacía antes de su ordenación sacerdotal. Llegó a ser conocido como "escolástico" o "scholastikos" debido a su educación como abogado y retórico, siendo un término aplicado a aquellos que comparecían en la corte o en público de alguna manera. En 533, el emperador Justiniano I (527-565) suprimió el colegio de abogados de Antioquía, por lo que Juan fue ordenado sacerdote y se convirtió en agente y secretario de la Iglesia de Antioquía. 


El patriarca Anastasio I de Antioquía (561–571 y 593–599) envió a Juan a Constantinopla para que fuera legado suyo allí. Esto lo pondría en contacto con la corte de Constantinopla. Cuando Justiniano, hacia el final de su vida, intentó elevar a la secta de los Julianistas (o “aftartodocetas”) al rango de ortodoxos para promover la unidad de sus súbditos y decidió expulsar al Patriarca Eutiquio de Constantinopla (552-565) por su oposición, el hábil abogado eclesiástico de Antioquía, que ya se había distinguido por su gran edición de los cánones, fue elegido para cumplir la voluntad imperial. Por lo tanto, Eutiquio fue desterrado a Amasea y Juan fue elevado al trono patriarcal el 12 de abril de 565.


Antes de que Juan fuera elevado al patriarcado ecuménico, compiló una colección de cánones mejor que todos los anteriores. Se le atribuye la clasificación metódica del derecho canónico. Siguiendo un trabajo más antiguo que menciona en su prefacio, abandonó el plan histórico de ordenar los decretos de cada sínodo y los dispuso sobre un principio filosófico, según su materia. Los escritores más antiguos tenían sesenta títulos, pero los redujo a cincuenta. Antes de esto, los decretos de los sínodos más importantes se reunían en colecciones sueltas, como el Codex canonum utilizado por el Sínodo de Calcedonia en 451. Desde el siglo V, esas colecciones habían aumentado. Con el trabajo de Juan, se hicieron por fin intentos finales de reorganizar el orden cronológico de los cánones en uno sistemático. El suyo fue el primero de importancia en hacer esto. El Compendio de Derecho Canónico fue elaborado entre los años 540 y 560. El Papa de Roma Nicolás I (858-867), al escribir al Patriarca Focio, alude a la obra como Concordia canonum. Cabe señalar que este también fue el primer intento de recopilar cánones de las cartas de los Santos Padres como las de Basilio el Grande. La primera edición de este Nomocanon (una colección de leyes canónicas) constaba, como dijimos, de cincuenta títulos con 375 cánones, pero después de que Juan se convirtiera en patriarca, lo amplió a sesenta títulos, porque agregó los 87 capítulos de las Novellae de Justiniano, sobre leyes civiles que afectaban a asuntos eclesiásticos. Esta colección siguió aumentando hasta que se amplió al Nomocanon de Focio.


Poco se sabe de su carrera episcopal. Siete meses después de su nombramiento, Justiniano murió. El nuevo emperador, Justino II, fue coronado por el Patriarca el 14 de noviembre de 565. Organizó un compromiso entre calcedonenses y no calcedonenses en 567, y reunió temporalmente a los dos en 571. Se le atribuye la adición del Himno Querúbico y el himno de comunión ‘De tu cena mística’ en la Divina Liturgia en el año 573, aunque este último himno originalmente solo estaba destinado al Jueves Santo.


Muchas iglesias y monasterios importantes en Constantinopla también fueron construidos y consagrados durante su época, incluido el embellecimiento de Santa Sofía y el de los Santos Apóstoles. En 569 se construyó la Iglesia de los Santos Anárgiros en Darío y en 571 la Iglesia de los Santos Apóstoles Pedro y Pablo en el Orfanato, y se hicieron adiciones a las Blanquernas y Calcopratia en 577.


Después de servir como patriarca durante más de once años, Juan reposó en paz el 31 de agosto de 577. Su predecesor, Eutiquio, lo sucedió cuando regresó del exilio con el sobrino de Justiniano, el emperador Justino II.



Fuente: laortodoxiaeslaverdad.blogspot.com

Adaptación propia