16/03 - Sabino el Mártir de Egipto


Sabino era un cristiano originario de Hermópolis de Egipto, hijo de una rica familia perteneciente a la aristocracia, que, por rechazo al paganismo que lo rodeaba, se retiró fuera de la ciudad y vivía en el desierto, en una choza, junto con otros ermitaños, en lo que sería una primitiva forma de monaquismo. Era conocido por su celo y piedad.


Un tal Menandro, pagano al que acogió en su celda y a quien daba dinero y comida, lo denunció por dos monedas de oro a Arriano, presidente del tribunal de la Tebaida, quien mandó comparecer a Sabino a la ciudad de Hermópolis, a orillas del Nilo o Antinoópolis. Primero fue colgado en el aire y desollado. Después sus torturadores quemaron su cuerpo enjuto con antorchas encendidas. Manteniéndose firme en su fe, se ordenó que se le atara una piedra al cuello y fuese arrojado a las aguas del Nilo


Los detalles que nos han llegado son bien pocos. Incluso es difícil situar la fecha, aunque parece corresponder a la persecución de Diocleciano, de inicios del siglo IV.


Se conserva sobre el mártir un dístico griego que dice: «Arrojado vivo al río con una piedra / su vida navegó lentamente por el agua.»



Fuente: eltestigofiel.org / GOARCH / laortodoxiaeslaverdad.blogspot.com

Traducción del inglés y adaptación propias